lunes, 21 de mayo de 2012

En realidad solo no se está tan mal*

Son estribillos de canciones que a veces recordamos, en el momento más inoportuno, o  simplemente en el momento. Son fotos de cuando medíamos poco más de metro y medio, incluso menos. Son recuerdos, recuerdos que me hacen pensar que no todo era tan bonito y tan perfecto como aparentaba, que no todo era tan maravilloso y que ahora me sobran dedos de la mano para contaros. Que la vida dá muchas vueltas, a veces demasiadas, y ahora nada tiene sentido. "No sé si el mundo está al revés o soy yo el que está cabeza abajo". Lo que os decía. Son trocitos de canciones que me recuerdan algunos momentos que tenía olvidados. Que ahora viene el verano y mi idea de dos meses al sol va cambiando poco a poco. De compañías, de playas, de cosas que hacer...

Esta vez me toca a mí cerrar el telón, que ya he esperado muchas veces a que otros lo hicieran por mí.
*ya no te quiero ni necesito despertar contigo ya (me conformo con soñar).