lunes, 30 de mayo de 2011

.

Había tormenta. Miré por la ventana y vi un gran rayo iluminando el cielo. Me acurruqué en mi mantita y acerqué mi boca al tazón de chocolate caliente que sostenía entre mis manos. Bebí un poco. Quemaba. Me estiré para coger el mando y encendí la tele; estaban dando Moulin Rouge, mi película favorita, ya iba por la mitad, pero me daba igual, me sabía el diálogo de memoria. “Lo más grande que te puede ocurrir es amar y ser correspondido”. Qué frase tan bonita. Cerré los ojos; oía las canciones de la película de fondo, y empecé a soñar.
Era de noche, yo estaba en medio de mucha gente, y no era capaz de reconocer ninguna cara, todas estaban borrosas. Tenía miedo. Intenté abrirme paso entre la gente, llegar a algún lugar conocido, o por lo menos salir de aquella gran multitud. Los rostros de las personas ya eran más nítidos, pero no eran ni mucho menos agradables. Traté de encontrar un rostro amigo, pero la gente me empujaba y me miraba con desprecio. Me sentí pequeña. De pronto vi a una niña de unos cinco años, pelirroja, llorando en el suelo. Me acerqué a ella, “¿Qué te pasa?”, le pregunté. Había perdido a su hermano mayor.  “Te ayudaré”. Me lo agradeció entre llantos, se enjuagó las lágrimas y me dio la mano que le estaba tendiendo. “¿Cómo es tu hermano mayor?”. “¡Allí, allí, es él!”. Tiró de mí hacia la dirección en la que estaba señalando, y comenzó a correr, abriéndose paso de una forma sorprendente; agarré su mano con todas mis fuerzas; ella parecía conocer el camino, y yo no. Al fin conseguimos dejar atrás la enorme masa de prisa, estrés y mal humor. “¿Dónde está?”. “¡Por fin te encuentro enana! Me has dado un susto de muerte”. Él abrazó a la pequeña y me miró, como preguntándome quién era. Me presenté. Se presentó. “¿Cómo has llegado aquí?”. Pero yo no lo sabía. “No te preocupes”. Ellos no sabían cuánto tiempo llevaban allí. Cada día despertaban en un sitio diferente; normalmente era de noche, y no había ni un solo ápice de tranquilidad. Esperaban a alguien capaz de sacarlos de allí. “Eres tú”. “¿Yo?”. “¿No eres tú?”. Yo suponía que esperaban a alguien especial, a una especie de héroe o heroína, a alguien inteligente, importante... Todo lo contrario a mí. Corriente, usual, aburrida, nada fuera de lo normal. "Tienes que ser tú", susurró la pequeña. Me tiró de la ropa. Me dio pena. "Pero yo no sé lo que tengo que hacer". Cerré los ojos. Sentí la mano del chico sobre mi hombro, y con los ojos entreabiertos pude ver una mochila vieja, bastante gastada, de la que sobresalía una gorra verde...
"How wonderful life is, now you're in the world". Abrí los ojos. Los créditos aparecieron en la pantalla. Me había quedado dormida. Apagué la televisión, bostecé y me acerqué a la ventana. Había salido el sol y había gente en la calle. En el parque había un grupo de niños, me pareció ver a la pelirroja de mi sueño, pero no le di importancia. Pasó un grupo de skaters por la carretera. El último de ellos llevaba una vieja mochila gastada, y sobre la cabeza, una gran gorra verde. Me di la vuelta y sonreí. Él alzó la mirada hacia mi ventana y suspiró. Pero yo ya no podía verlo.

Y de repente...

...todo cobró sentido. Volvió el azul del cielo, las olas del mar recobraron su fuerza, las flores renacieron en el campo, más coloridas y brillantes que nunca, el agua volvió a brotar de las fuentes, los truenos sonaron más fuertes que ayer, las nubes se modelaron de nuevo, las farolas se estropearon otra vez, a clase volvieron las risas, la música volvía a animarme, las ganas regresaron a mí.

jueves, 26 de mayo de 2011

Eh! Nunca dejes que nadie te diga que no puedes hacer algo, ni siquiera yo, vale?


Si tienes un sueño tienes que protegerlo. Las personas que no llegan alto te dirán que seas igual que ellas. Si quieres algo ve por ello y punto.

miércoles, 25 de mayo de 2011

Hablando de recuerdos...Me parto el culo Astún-Jaca




Señoras y señores, ahora ya puedo decirles que Astún-Jaca 2011 ha sido mucho más increíble de lo que me esperaba. Puedo decir que ha sido lo mejor, que ha sido inolvidable, doloroso, divertido... pero sobre todo que "HA SIDO UNA EXCURSIÓN TOAH TRUNI CHAAAAAACHO". No me arrepiento de haberme pasado meses vendiendo rifas; ni de las 12 horas de bus viendo "Los padres de ella" o "El Orfanato", escuchando música con Lu o jugando al Mario Kart en la DS; tampoco me arrpiento de las innumerables caídas(ya sean de culo, de rodillas, apoyando las manos, sin ayuda o con ella); ni de los vaciles por ser gallegos (porque aunque vayamos a modiño, siempre tenemos razón). Se podría decir que fuimos llamando la atención desde el momento en el que montamos una fiesta en el pasillo del Hotel Oroel, o desde que bajamos en pijama-descalzos a los sillones del vestíbulo; desde que bajamos la pista roja de los telesillas de culo y fuimos cantando por todas partes(estación, Jaca, hotel, telesillas...), también ayuda eso deque no lleváramos casco porque "tenemos la cabeza muy dura los de Ferrol", y puede que un poco lo de ir "making friends" en los telesillas saludando a todo el mundo o en los balcones del hotel saludando a la gente; o cuando jugamos al escondite y a zapatito quieto es por el hotel, pasando por todo lo que vivimos incluyendo esa área de servicio en la que estuvimos todos sobados viendo Troya. Y como olvidarse de tantos geniales momentos como el día que jugamos al Poker "sin trampas"; o de nuestros disimulados gritos de "El de rojo que te cojo!", "El de amarillo que te pillo!" y sobre todo "El de verde que me pierde!" incluyendo nuestros "Aiaiaiai... Oioioioi" cada vez que pasaba un snowboarder acompañado de un "la baba la baba" de Lucía. Tampoco podemos olvidarnos de el Pekas y el Antonio, ¡que ya no se habla desde hace 3 años! y eran compañeros de piso y todo... ni de Manuel el Loco o El Loco Manuel que es de O Carballiño como El Pekas. Hemos tenido a la mejor monitora, Dani, aunque también podría incluír aquí a nuestro gran Edu y a su gran parrafada sobre la vida de Dani completamente inventada y que a pesar de poder ser nuestro padre, no lo es, porque "no es de esos que trabajan en oficinas" jajaja. Grandes momentos como "oye oye! se te ha caído una hamburguesa y vas dejando restos de ketchup por el camino!" o la cena en Telepizza por 3,03euros. Nuestro pequeño Manolito asesinado por Cris y Manolito Junior decapitado por Rachel y abandonado con su novia delante de los telesillas. Las huellas del "Flénix" (Yeti para el que no lo entienda, también conocido como momia o masa para los amigos). Raquel oliendo a hombre y nuestro gran campamento gitano en el pasillo el último día. Frases legendarias como "no me toques el pompón!", "Non me mires con esa cara de cocha que non son unha verza", "Aaai, chacho porqué tengo una cuchara en el culo?", "Somos María las dos", "María, Lucía, María, somos capicúa!", "Hueles a boñiga de dromedario malparido" (y variantes), "Dame xeito dicir beizos", "Estás toah truni con las polainas chacho!", "Eu sei falar chino pero con acento jalejo", "POTATO", "En Eroski, la 2ª unidad a la mitad", "Tengo los labios chachos perdidos!", "Me duele el hemisferio oeste del cuerpo", "A lo mejor se van cambiando porque hay dos conductores y no tienen que parar", "Me duele el culo lololo(8)", "Forever alone", etc. Numerosos chistacos como "Soy bipolar, ah no, que solo llevo uno"(by rachel); "PAmi, pati, paella"(by ali); "Artengo, artienes, artienen"(by eva); "Opa.-Que vais a hacer todas un corral?", "Juapo juapo non é, pero ten un pelaso entre braso e braso"... Las lesionadas, contusionadas, esguinzadas, con el culo roto, el codo, las rodillas, las muñecas... El snow fue lo mejor aunque no pasáramos de pista verde y nos costara lo de las perchas jajajaja.
Resumiendo: LO MEJOR
4:09
:

martes, 24 de mayo de 2011

Ningún ser viviente, a excepción del hombre, puede reír

La risa libera las tendencias agresivas y los falsos sentimientos de culpabilidad... y así estamos más aptos para comprender a los demás, a nosotros mismos y a la vida. El que comprende lo cómico, comienza a entender a la humanidad y su lucha por la libertad y la felicidad.
Cuando reímos enriquecemos nuestra salud, rejuvenecemos el rostro y el alma, limpiamos nuestro cuerpo por entro y por fuera, saboreamos con gusto la vida... y así contribuimos a la armonía y a la paz.

Si hemos nacido con dos ojos, dos orejas y una lengua; es porque debemos ver y escuchar dos veces antes de hablar.


domingo, 22 de mayo de 2011

Smile, what's the use of crying?

Ella le devolvió una media sonrisa, un tanto feroz y bastante inquietante. La clase de sonrisa que habría desconcertado a algunos y habría hecho desconfiar a la mayoría de la gente, porque reflejaba mucho de lo que había en el fondo de su alma. La había ocultado ante los demás, pero había comprendido que no tenía sentido fingir frente a él. Porque él la estaba obsequiando con una sonrisa semejante.


sábado, 21 de mayo de 2011

Looking for hope.

A veces, lo que ves directamente, lo real, lo que se ve a simple vista, 
no es lo que más nos gusta. A veces es mejor mirar a través de una 
capa de imaginación y fantasía, que suaviza las realidades 
convirtiéndolas en lo que queremos ver, en lo que queremos que sea, 
y que sabemos que no puede ser... Como ya he dicho, a veces.

jueves, 19 de mayo de 2011

Lost in Wonderland.


Quisiera perderme en ese país de las maravillas, el de los gatos sonrientes que desaparecen, el de los dodos grandes y la oruga azul, el del conejo del rejol, el del sombrerero loco y la liebre de marzo, el de los gemelos gordinflones, el de la reina de corazones, el de las cartas soldado, el del criquet con erizos y el de las rosas blancas que alguien quiere pintar de rojo. Quiero colarme por el hueco del árbol detrás de un conejo, caer por un laberinto, hacerme pequeña, grande y pequeña otra vez, llorar hasta inundar la habitación, hablar con una morsa cazadora de almejas, visitar a la vieja oruga fumadora y sabia, celebrar mi no cumpleaños con el sombrerero loco y la liebre de marzo, escapar de la reina de corazones y su pequeño marido, asustarme con el grito de "¡¡que le corten la cabeza!!", despertar sobre la hierba con un libro entre las manos; soñar, desear, disfrutar, olvidar y volver a recordar.



El sol entró por la pequeña rendija de la oscura y fría habitación en la que estaba escondida, escondida por ser diferente, por intentar vivir la vida al límite; y, por esa razón, haber puesto en duda y en peligro las "reglas" de aquel lugar.
Pero, ¿qué clase de lugar se rige por unas normas que todos tienen que cumplir al pie de la letra? Pues un lugar en el que todos son iguales, aburridos, todos visten igual, se peinan igual, sus casas son iguales... Un lugar en el que cualquier persona que haga un cambio, por ligero que sea, es considerado diferente, raro, y desde ese momento se le margina, se le trata como a un apestado, ¿y todo eso por qué? Por intentar darle color ese lugar monótono, gris y aburrido.
Pues eso fue lo que hice yo. Yo salí a la calle cuando no podía más y grité, grité con toda mis fuerzas, hasta que ya no pude más, hasta que me quedé afónica, y así fui abriendo todas las puertas y despertando a todo el mundo de esa larga y dura pesadilla, esa horrible pesadilla en la que todos los días eran iguales.
¿Y cómo me lo agradecieron? Persiguiéndome, como a un animal salvaje que escapa de un cazador.
TODOS,del primero al último. Exceptuando a un chico, un chico alegre, vivaz, y de brillantes ojos grandes, él siempre llevaba una preciosa sonrisa en la cara que me iluminaba todas las mañanas, cuando se asomaba a mi ventana y me tiraba una flor, una flor amarilla, que recogía del bosque todos los días.
No sé cuanto tiempo llevaba allí escondida, pero decidí salir.Si había hecho todo eso, había sido por algo, y no lo iba a abandonar así porque sí con el primer inconveniente.
Abrí la puerta de aquella sala y salí.
Lo primero que vi no me gustó, las casas grises y feas que había por todas partes.
Pero lo segundo que vi, me arrancó una sonrisa, vi unos ojos grandes y brillantes y una sonrisa reluciente esperándome fuera.