sábado, 24 de agosto de 2013

El final del veranooooo, llegó


    Pensando que en una semana nos vamos, no creo que haya mejor momento para escribir esto.Dicen que no te das cuenta de lo que tienes, hasta que lo pierdes. Yo tengo la suerte de haberme dado cuenta antes, pero ahora no quiero dejarlo atrás. Sin dejar de lado los momentos, voy a echar de menos a las personas, a todas las que de una forma u otra han marcado mis casi 18 años, ya sea para bien o para mejor. 
     Este verano han pasado tantas cosas que no sabría ni por donde empezar. Obviando todos esos días de Montón, de cine, de playa, de fiesta, o en Mallorca, de los que no voy a hablar, voy a daros las gracias por "los casi 100 días que hay de vacaciones".
     En estos meses me he dado cuenta de que tengo un amigo negro, uno que no diferencia hipsters, de modernos y de raros, uno que mide dos metros, otro que se sabe de memoria todos los vídeos que existen de APM, uno al que le gusta Miley Cyrus, otro que ganaría el concurso a los peores chistes, y uno al que conozco desde que tengo uso de razón. He descubierto que tengo una amiga que vale lo que no vale nadie y que siempre tiene zumo de Mercadona, una amiga que brilla hasta desde Canadá, otra que con el pelo liso se ríe como un monito, un par de mellizas* que llevan ahí 15 años, otra que odia Doniños  y que es más única que cualquiera, y una loca del Trivial.