martes, 11 de julio de 2017

Felices 19

Hay personas que necesitan un empujón, o que tiren hacia arriba para salvarlas. Que sea el mundo el que las apoye sin dejarse caer sobre sus hombros, aliviando un poco su carga. Que sea la música la que las guíe, sin trabarles la lengua ni retorcerles las ganas. Que sea el mar el que las tranquilice, sin ahogar sus gritos de inexacta existencia. Que sea la inspiración la que las haga escalar, sin restarle peldaños a la motivación ni a sus sueños. Que sea el silencio el que les organice sus pensamientos, sin tragarse sus palabras ni alejar a los demás. Que sean su corazón y su insistente cabeza los que suavicen sus preocupaciones, sin cerrar la puerta a los consejos externos. Que sean sus manos las que dibujen su camino, sus errores los que lo borren, su persistencia la que lo reconduzcan de nuevo, sus pies los que lo sigan. Y hay unas pocas que se merecen eso y más. Ese mundo bajo sus pies y esa inmensidad de universo sobre sus cabezas y frente a ellas, con infinitas posibilidades de dibujar, borrar, reconducir y seguir (pero siempre adelante). 
Feliz día, feliz vida.