domingo, 29 de marzo de 2015

People say goodbye in their own special way

Septiembre de 2014: empiezan las despedidas. Tres meses y pico de la mejor experiencia hasta el momento, tres meses y pico de buena compañía y tres meses y pico de independencia.
Diciembre cargado de vuelta a casa por Navidad, dos semanas a rebosar de sorpresas y muy poco tiempo para todo. 
Y llega enero con sus despedidas, su vuelta a la rutina y su morriña a cuestas. Casi dos meses más y ya pasamos el ecuador de todo esto. Parece mentira lo rápido que pasa el tiempo.
Segunda ronda de sorpresas, segunda ronda de reencuentros, segunda ronda de demasiado. Pero esta es una ronda de mes y pico que acaba sabiendo a poco. Una ronda viajera y un pedacito de Vigo, de Coruña, de Pontevedra, y uno grande de Compostela.
Gracias por este mes de 5ºE, de planes (improvisados o no), de Trueno, de horóscopos, de vaciles, de Ferrolano, de locuras, de momentos. De vosotros y de nosotros.
Me quedo con la arena entre los dedos, los km recorridos y las noches de fiesta. Volveré antes de que os deis cuenta de que me he ido, pero yo sí que os echaré de menos. Guardadme mi sitio aquí, allá y donde haga falta, que lo mejor de irse, siempre será volver.


No hay comentarios:

Publicar un comentario