jueves, 19 de mayo de 2011

Lost in Wonderland.


Quisiera perderme en ese país de las maravillas, el de los gatos sonrientes que desaparecen, el de los dodos grandes y la oruga azul, el del conejo del rejol, el del sombrerero loco y la liebre de marzo, el de los gemelos gordinflones, el de la reina de corazones, el de las cartas soldado, el del criquet con erizos y el de las rosas blancas que alguien quiere pintar de rojo. Quiero colarme por el hueco del árbol detrás de un conejo, caer por un laberinto, hacerme pequeña, grande y pequeña otra vez, llorar hasta inundar la habitación, hablar con una morsa cazadora de almejas, visitar a la vieja oruga fumadora y sabia, celebrar mi no cumpleaños con el sombrerero loco y la liebre de marzo, escapar de la reina de corazones y su pequeño marido, asustarme con el grito de "¡¡que le corten la cabeza!!", despertar sobre la hierba con un libro entre las manos; soñar, desear, disfrutar, olvidar y volver a recordar.



No hay comentarios:

Publicar un comentario