martes, 17 de enero de 2012

Hoy es un día especial.

Un millón de felicidades Irene.

Antes de nada, quiero pedirte perdón, porque después de lo que tú escribiste en mi cumpleaños, esto no se le va a acercar ni por asomo, pero mejor que nada siempre es. Has estado ahí toda la vida, pero no nos dábamos cuenta, eras la amiga de la piscina de las gemelas, pero ahí se quedaba todo. 


No me arrepiento de muchas cosas, pero una de esas pocas de las que sí lo hago, es de no haberme acercado un recreo cualquiera a saludarte y hablar contigo para empezar esta graciosa relación llena de  grandes momentos. Eres una buena amiga, sabes escuchar, sabes perfectamente cuando tienes que callar y dejar que hablemos y cuando tienes que hacernos callar y hablar tú; sabes de sobras cuando tienes razón y cuando no la tienes, y cómo reaccionar en casi cualquier situación; eres la más pequeña del grupo, pero es posible que la más madura, la que, aunque puede que no tenga todo tan claro como aparenta, sepa disimularlo muy bien, y por todo eso te admiro. 

Como ya dijiste, nos parecemos bastante en alguna cosas, pero también hay que decir que somos totalmente opuestas en casi todo lo demás. Si tengo muy claro algo, es que si todo entre nosotras 6 empezó ahora, por algo será ¿pero quiénes somos nosotras para juzgar eso? Desde luego yo no soy nadie para hacerlo.
 Bueno, Irene, que me voy del tema. Felices no, felicísimos 16, disfruta mucho por allí en la nieve y no te rompas nada, y si lo haces, acuérdate de mi(jeje). Te quiero mucho, y espero pasar muchos años más contigo y con todas las demás, aunque no sea igual que este verano, tengo la esperanza de juntarnos dentro de 15 años en un sofá las 6 para leer nuestros recuerdos de esos bonitos diarios.

1 comentario:

  1. Jo que no se que decirte Ali,que eres preciosa y te adoro,te admiro y te quiero,no sabes tu bien cuanto.Mucas gracias bonita y que no sea dentro de 15 cuando tengamos que recordar,porque espero que sigamos juntas día tras día.

    ResponderEliminar