lunes, 22 de diciembre de 2014

2014[level 95% completed]

Aquí estoy de nuevo, sí. Dos es casualidad, pero tres ya se considera costumbre, así que lo siento mucho, gafados, sé que odiáis que escriba estas cosas, pero… a punto de cumplirse 3 meses desde nuestra llegada, a punto de finalizar el 2014, y con un ratillo por delante en el aeropuerto, tendréis que soportarlo.
No puedo publicar esto ahora mientras lo escribo, por razones obvias, pero en cuanto ya no haya más sorpresas que dar, lo haré.
Si 3 meses no son más que suficientes para conocer a una persona (o a un grupo de ellas), que vengan y me lo demuestren, porque si lo que tenemos no es confianza que me digan lo que es. Formáis parte de mi día a día, de mi semana y de mi rutina. Volver estas dos semanitas a casa me servirán para darme cuenta de lo presentes que os tengo y de lo “familia” que somos. Cuando diga que “amo la vida todo ya” o empiece una sorpresa con un “lalaa” o suene una de nuestras muchas canciones, no será lo mismo porque nadie lo entenderá. Pero "en dos semanas estamos".

Y a los que estáis ahora en Ferrol, Coruña, Santiago, o donde quiera que estéis, sepáis o no que en unas horas nos vemos: no me olvido de vosotros y tengo unas ganas de veros que no os da la olla.

Y ahora que ya ha pasado mi estresante jueves de viaje, mis pocas horas de sueño y mis sorpresas por Galicia adelante, puedo decir que, a pesar de que me atrasaran el vuelo, estuviera más de 12 horas viajando y me pierderan la maleta, valió la pena.

1 comentario: