sábado, 3 de mayo de 2014

Sensaciones

Despertar sin saber qué día es, darte cuenta de que es sábado y remolonear durante horas. Un buen libro al sol. Un colacao en una tarde lluviosa de invierno. Un buen domingo con buena compañía para empezar la semana con fuerzas. Encontrarte a un viejo conocido por la calle y ponerte al día. Una canción que te levanta el ánimo. Una cena con tus amigos. Ferrol lleno de gente. Una noche de fiesta improvisada. El olor a la lluvia en verano. Un viaje. Una foto espontánea. Planear un fin de semana o dejarse llevar por el momento. Un beso en la frente. Pasar la tarde entre pelis, palomitas y mantas escuchando la lluvia fuera. Un día en familia. Un reencuentro. Cantar muy alto en el coche. Una tarde en la playa. Perder la noción del tiempo. Pasar una ola por debajo con la tabla. Una coincidencia. Muchas coincidencias. El primer baño del verano. Un mal chiste de un amigo. Reírte porque sí.

[Feliz sábado a todos en los que he pensado mientras escribía esto.]


No hay comentarios:

Publicar un comentario