miércoles, 22 de abril de 2015

Echo y echaré*

Maletas, aviones, comidas familiares, besos, quilómetros, fotos, "-¿Cuándo vuelves? -En verano". Adiós, buen viaje. Hablamos.
(O no). Echo de menos. No un sitio en especial, o a un grupo de personas. Simplemente echo de menos. El mar y la montaña. La lluvia y los charcos. Petricor o suelo mojado, para los amigos. La noche y la fiesta. Las trenzas de cuero en verano. El bocata de tortilla. También echo de menos lo que ahora tengo. El tram y el frío. Perderme y perdernos. Los planes y el ruido de fondo en un idioma del que entiendo más que hace unos meses. "Echo de menos", en presente, porque el futuro es demasiado incierto y yo sé que lo haré. "No, no sé dónde vamos a estar dentro de diez años". Si es que ya lo decía Fito, "que las prisas no son buenas". En realidad nunca lo han sido. De día en día, de fiesta en fiesta y de semana en semana. De mes en mes. Pero it's the final countdown (ninonino), para echar de más, para echar de menos y para que sigamos aprovechando esto, aquello y lo de más allá, para darnos cuenta de lo que tenemos y de lo que no, para vivir y seguir. Carpe diem que la vida son dos días y si nos despistamos nos equivocamos de tren, de andén y de todo.





*siempre, y más de menos que de más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario